aceptar Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

COMPRAR Afrodisíacos Hay 56 productos

Subcategorías

por página
Mostrando 1 - 20 de 56 elementos

¿Qué son los afrodisíacos?


Los afrodisíacos son todos aquellos elementos, ya sean comida, bebidas, fármacos, aromas, feromonas..., que aumentan el deseo sexual.

Puedes encontrar aromas con feromonas que aumentarán la líbido sexual tanto a hombres como a mujeres, estos aromas pueden estar contenidos dentro de diversos productos como por ejemplo, lubricantes íntimos, perfumes y aceites o velas de masaje.

Hay afrodisíacos naturales procedentes de alimentos o flores que pueden estimular el apetito sexual: canela, vainilla, algodón de azucar y muchas más.

Estos afrodisíacos naturales también estan contenidos dentro de los productos como lubricantes o geles, pero a diferencia de las feromonas los aromas afrodisíacos pueden estar contenidos en inciensos.

Alimentos con poder afrodisíaco


Existen muchos alimentos en la naturaleza que pueden provocar un efecto afrodisíaco en distinta medida, aunque

A continuación te detallamos algunos de los alimentos que pueden provocar el efecto del deseo.

  • Fresas
  • Chocolate
  • Vainilla
  • Miel
  • Canela
  • Ginseng
  • Regalíz
  • ...

También algunas plantas como la hierbabuena, el jazmín o la menta tienen efectos afrodisíacos y emplear este tipo de aromás en productos sexuales puede ser un aliciente más para la estimulación del líbido sexual.

¿Realmente funcionan los afrodisíacos?

Sí. Los afrodisíacos son realmente estimulantes, aunque hay que tener en cuenta la predisposición de la persona, ya que una actitud apática apagará el efecto afrodisíaco.

Hay muchos tipos de persona y de efectos, más o menos potentes dependiendo del tipo de afrodisíaco, ten en cuenta que debes elegir el adecuado para cada ocasión y no esperar que el afrodisíaco sea efectivo por si solo, incentiva el juego y experimenta con tu afrodisíaco, los límites solo los pones tu.